Barbisio - 100 años de tradición

Toda la historia comienza en 1898, con la inmigración de el bisabuelo Nicolás Stella, que llega a Bucaramanga por Venezuela, con sus dos hijos de 14 y 15 años, Nicolás (llamado también Manrico, por la famosa obra de Verdi ´´Il trovatore´´) y Carmelo, el resto de la familia llega después de la guerra de los mil días. Los cuatro hermanos de apellido Lacorazza y otra parte Stella, quienes llegan a Barranquilla y Santa Marta en 1916 y compraron un edificio al cual llamaron edificio Lacorazza, en donde actualmente funciona el Banco de la República

Del matrimonio entre Cayetano Lacorazza Y Sara Stella nacen Vicente en 1919, Hugo en 1920, Ida en 1922, Vera en 1924, Guido en 1925 y Dora en 1927.

La historia en Bogotá comienza con la llegada de Nicolás Stella(Manrico), y su hermano Carmelo, quienes inauguran el almacén Stella Hermanos en el año de 1921, adquieren la casa colonial  de la nobleza ubicada en la esquina de la calle 11 con carrera 8, la cual en 1850 pertenecía al Márquez de San Jorge, donándola años después a las monjas Carmelitas, iniciando así nuestra historia con los sombreros, que en esta época se importaban de la casa principal de Barbisio en Italia, y vendían con toda clase de paños y telas. En el año de 1938 llegan Vicente, Hugo y Guido a trabajar al lado del tío Manrico, quien le monta almacenes a cada uno, de esta manera nacen los almacenes Casa Florián, Bogotá y Roxy, en plena calle 11, entre las carreras 7 y 9, que se convierte en el centro de acopio y venta de sombreros, con otras sombrererías como Richard, England, San Francisco, Niagara, Nates, Denver, San Blas, Vitolo, y otras más.

Preferidos por importantes personajes

Durante muchos años, famosos personajes se han vestido con nuestros prestigiosos sombreros. Algunos sombreros se hicieron famosos gracias a personajes como Guillermo León Valencia, Alberto Lleras Camargo, Julio César Turbay Ayala, Belisario Betancourt, Otto Morales Benítez, Luis López de Mesa, Carlos Pizarro, sombrero que adquirió su nombre, y que compraba en la sombrerería Roxy de la plaza de los Mártires, Aries Vigoth y gran cantidad de personajes de nuestra historia y presente.

Más que sombreros

Fabricar sombreros es en realidad un arte, un arte que ser ha mantenido gracias a el desempeño conjunto de grupos de familias, tanto en la producción, que podemos contar con operarios que son parte de la compañía desde 1954, como el señor Marcos Díaz, con seis miembros de la familia trabajando, Mariela Terreros con cuatro familiares, la familia Bello con cuatro miembros, los Torres con también cuatro miembros del grupo familiar, como en la parte comercial, ejemplo de superación es Ernesto Ayarza, que se independiza en 1954, después de laborar al lado del señor Pascual Brando y que cuenta en la actualidad con cuatro almacenes en la calle 11 con carrera 8, cada uno administrado por sus hijos.

Son otros herederos del arte de vender sombreros, las hijas de Emilio Nates, Lourdes y Marina que mantienen la tradición de la sombrerería ´´Nates´´. Los hijos de Fermín Cárdenas en Sogamoso, los hijos de Horacio Arbeláez, en Medellín (ha logrado montar 11 almacenes en el área metropolitana y dos en Bogotá).

Son muchas las familias que se mantienen unidas alrededor de este, nuestro negocio, y que se preocupan por mantener nuestro nombre en lo más alto.

The message will be closed after 20 s
Ajax Loading